Despachamos a todo Chile! 

4 Consejos claves para una piel sensible

4 Consejos claves para una piel sensible

Si tu piel se irrita fácilmente, sientes ardor y reaccionas rápidamente a algunos productos o ambientes, lamento decirte que tu piel está sensibilizada, en otras palabras, tu piel es mañosa.

No te desanimes, ¡te daré algunos consejos para ayudar a cuidarla!

La sensibilidad de la piel puede ser debido a muchos factores, puedes tenerla naturalmente desde que tienes memoria o ser una condición provocada por algún tratamiento reciente, sobre exfoliación, un producto nuevo, ambientes adversos, exceso de polución o una lista extensa de otras razones. Por esto, no todas las pieles sensibles son iguales, probablemente tengamos reacciones parecidas como picor o rojeces, pero podemos reaccionar a ingredientes o ambientes distintos. Sin embargo, también tenemos mucho en común, por lo que pequeños cambios en tu rutina podrían hacer la diferencia.

  1. Cuida la barrera de tu piel

Esta es la capa más externa de tu piel y su trabajo es protegerte de agentes externos. Puedes imaginarla como una muralla de ladrillos poderosa entre tú y cambios bruscos del ambiente. ¿Qué pasa cuando esa muralla está dañada y presenta fisuras? El agua de tu piel podrá escapar ya que la muralla tendrá fugas, además agente malulos podrán ingresar como microorganismos e irritantes. Si tu piel se siente seca, escamosa con signos de irritación o picazón, quizás sea tu caso. Lo mejor es usar limpiadores gentiles de pH 5.5 que respeten el manto ácido natural de la piel, además de evitar exfoliantes bruscos, también puedes agregar a tu rutina ceramidas y aceititos que te ayuden a reparar y fortalecer tu piel.

  1. Evita irritantes

Como les mencioné antes no todas las pieles reaccionan a lo mismo, pero existen algunos ingredientes que provocan estragos con más frecuencia. En este grupo encontramos a las fragancias, en una piel normal suelen darle una experiencia sensorial al producto y no causan problemas, pero si sufres de sensibilidad trata de que no se encuentren en tus productos o que estén al final de la lista de ingredientes ya que el ingrediente “fragancia” como tal, no necesita ser especificado y no sabemos qué es exactamente. Otros irritantes comunes son los aceites esenciales, muchas veces también utilizados para darle un rico aroma, los asociados a cítricos son los más comunes. Por último, el polémico alcohol, antimicrobial y solvente muy usado en cosmética, ayuda a la mejor absorción y textura ligera de los productos, pero también puede resecar la piel y provocarte alguna reacción.

  1. Prefiere ingredientes calmantes y anti inflamatorios

No hay nada mejor que esos ingredientes que nos traen alivio a la piel, reconocerlos te ayudará a saber que tan reales son las promesas del producto “para piel sensible” o “hipoalergénicos”, lamentablemente no podemos confiar en esas etiquetas porque no están reguladas así que no pasan de ser sólo un título, incluso a veces contienen irritantes nombrados en el punto anterior. Te recomiendo siempre leer las listas de ingredientes, te ayudará a hacer compras responsables y que se adapten a tu tipo de piel.

Entre los más populares está el aloe vera, reconocido por sus propiedades anti inflamatorias y humectantes. La centella asiática usada en la medicina oriental por años, por ayudar a curar las heridas y desinflamar. Así podemos encontrar muchos como el té verde, el pantenol, el extracto de regaliz que también ayuda a despigmentar, pepino, artemisa, entre otros. Existen distintas aplicaciones que te pueden ayudar a desglosar las listas de ingredientes y sus propiedades, apóyate en alguna de esas, mi favorita es la página incidecoder.

  1. Trata a tu piel con amor

Quizás piensan que este consejo es ridículo, pero creo que no sólo son importantes los productos que utilizamos, sino también el cómo tratamos nuestra piel.

¡Sé gentil! Evita frotar demasiado tu rostro, no le apliques mucha presión. Al secar, ocupa una toalla exclusiva para tu cara y no las refriegues, seca a toquecitos.

No la expongas a cambios constantes, la piel no puede manejar los cambios con tanta frecuencia. Ten paciencia, no cambies toda tu rutina de un día a otro. Al probar nuevos productos introdúcelos de a poco en tu rutina, sin antes olvidar el test de parche en tu antebrazo o tras la oreja para evitar alguna reacción.

Por último, reconoce y respeta tu piel, si un producto te arde, no sigas intentando, ahí no es. <3

1 reply on “4 Consejos claves para una piel sensible”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×

El único Whatsapp de Qué Coreana!

× Hablemos por Whatsapp