Sorteo Celimax! Participa AQUI 

EL PRIMER PASO DE CUALQUIER RUTINA: CONOCER LA PIEL Y LIMPIARLA

Estamos de vuelta con nuestro blog y qué mejor forma de hacerlo que con un tema que siempre es complejo: productos de limpieza.

 

Si estás aquí es porque conoces bien la cosmética coreana o eres nuevo y alguien te la recomendó, por lo que es probable que hayas escuchado mitos y hoy te aclararemos el más difundido de todos… LA FAMOSA LIMPIEZA “COREANA”.

“Doble limpieza” es una parte muy publicitada acerca del ritual coreano de belleza pero la verdad es que ha sido mal entendido y también MAL INDICADO, porque no es una técnica que todos pueden emplear debido a un factor importante: tipo de piel y sus condiciones. Incluso en Sur Corea se ha trabajado por años para desarrollar productos de limpieza más completos que permitan usar solo uno y no dos.

Está de más decir que el control dermatológico es VITAL, pues no hay cosméticos que solucionen problemas de piel no diagnosticados y debidamente tratados… LOS PRODUCTOS COSMÉTICOS SON PARA MANTENCIÓN EN CASA, no para tratamiento.

De todos los productos que se usan, los limpiadores son los únicos que intervienen en el funcionamiento del manto epicutáneo (capa más externa de la piel que toma contacto con todo lo que la toca), pues su actividad “anti grasa” diluye y elimina parcial o totalmente la doble capa de grasa que cumple función de aislamiento/retención de agua de la piel. Entonces la importancia de conocer nuestra piel y sus necesidades es fundamental para seleccionar correctamentetus productos, pues una rutina de limpieza puede mantener tu piel saludable o dañarla de forma importante.

Manto epicutáneo: la barrera defensiva de la piel

La piel en sí es un órgano defensivo importante (primera barrera física y bioquímica frente al medioambiente), pero también requiere de una protección frente a todo lo que ocurre a su alrededor.

En la última capa de piel (superficie del Estrato córneo) ocurren muchas cosas importantes, entre ellas la EXFOLIACIÓN (eliminación de células muertas) que es un proceso químico complejo que como resultado deja una capa de sustancias químicas (NMF) que mantienen la zo

na húmeda. Este fenómeno se conoce como Humectación y se entiende como la formación de una delgada capa de agua en la superficie epidermal, que es vital para una piel iluminada, elástica y con poros refinados.

Además tenemos otro proceso importante que es la formación de una DOBLE CAPA DE GRASA sobre el NMF que ayuda a mantener esta humedad en su lugar y a la vez impide la entrada de sustancias químicas a la piel que podrían ser dañinas.

Ambos procesos tienen dos enemigos en común: RADIACIÓN SOLAR (destruye parte importante de la maquinaria química que participa en ellos) Y EXCESO DE LIMPIEZA (deja la piel desprotegida, favoreciendo la deshidratación y estados irritativos en la piel).

Teniendo en cuenta todo esto ¿es tan simple limpiar la piel y/o elegir los productos correctos? Da para pensar.

LIMPIEZA OLEOSA: La reina de la noche

Si leíste el artículo que publicamos en el diario La Tercera hace unos días ya aprendiste bastante respecto a este paso (y si no, te dejamos invitado a revisar el siguiente link), pero lo fundamental es que la rutina nocturna de limpieza es tremendamente importante para la salud de la piel en varios sentidos.

Durante el día la piel acumula muchas cosas que deben ser eliminadas (impurezas, cosméticos, grasa, sudor, etc), y los limpiadores oleosos gracias a su composición son los más eficientes en lograrlo debido a la naturaleza grasa de este “barro”. Además no debemos olvidar que usamos varios productos RESISTENTES AL AGUA (waterproof) que reducen la efectividad de un jabón (limpiador acuoso), por lo que algunas veces puede acompañar al oleoso (noche por medio o cada dos noches) pero su uso se prefiere todas las mañanas.

Formatos y elección de tu limpiador oleoso: Tips para tu primera compra

¿Cómo sé cuál es el producto ideal para mi piel? Es la pregunta permanente en skincare, y para que tu primera experiencia sea inolvidable recomendamos que elijas en base a tu tendencia de piel: seca u oleosa. Si tu piel se pone tirante a lo largo del día y pierde brillo tu limpiador es el BÁLSAMO de limpieza, mientras que en caso contrario se ponga aceitosa con el paso de las horas tu mejor aliado sería un ACEITE.

Por supuesto solo hablamos de formatos, porque también podemos encontrar bálsamos con efecto astrigente (para pieles oleosas) y aceites humectantes (para pieles secas, sensibles y/o maduras). Por lo que nuestromayor consejo es que te aventures en este mundo y te atrevas a probar siempre nuevas opciones de forma responsable hasta que encuentres tu limpiador perfecto.

Consejo para comenzar a usarlo: Un limpiador oleoso se usa de noche, y solo te sugerimos acompañarlo de un jabón si tu piel es muy oleosa. De no ser este el caso, empléalo como tu limpiador nocturno principal y el jabonoso solo noche por medio o en días que tu piel haya estado bajo alto estrés (mucho maquillaje, deportes, etc).

LIMPIEZA ACUOSA: La reina de la mañana

Los jabones, limpiadores famosos por excelencia y que usamos desde la pubertad pero… ¿Qué sabemos sobre ellos y como debería ser nuestra experiencia al usarlos?.

Pregunta difícil porque hay demasiada desinformación al respecto, pero lo más básico que debemos saber es: “LA PIEL NO DEBE ARDER NI QUEDAR CON SENSACIÓN DE TIRANTEZ”. Desde la juventud nos han enseñado que la piel debe poco menos que “rechinar” después de usar un jabón, pero eso solo es resultado de una piel agredida.

Los jabones y el pH: ¿cómo funcionan?

Aquí viene lo difícil, porque los jabones (o limpiadores acuosos) son sustancias químicamente muy complejas que basan su funcionamiento en cómo interactúan con otros medios (piel y agua potable en este caso). En este sentido podríamos decir que es muy fácil “equivocarse” al momento de usar uno tanto por la cantidad de producto que aplicaremos, como por elegir uno con la fórmula adecuada para las necesidades de nuestra piel.

Para no convertir esto en una clase de química analítica, te lo explicaremos de esta forma: el agua potable NO ES NEUTRA (pH> 7), por lo que cualquier mezcla que se haga con ella alterará la acidez debido a la naturaleza alcalina que posee.

¿Porqué es tan importante esto? Porque nuestra piel por naturaleza tiene una tendencia ácida (pH < 7). Mientras más oleosa sea, más bajo es su pH (piel mas ácida); y en el caso de tener tendencia seca o con

diciones deshidratantes, su pH se acerca más a 7 (es mas alcalina que la oleosa). Y entonces, ¿en qué afecta a mi piel está juego de pH? EN LA CAPACIDAD DEL JABON DE RETIRAR GRASA DE MI PIEL (astringencia).

Mientras más alcalino, más astringente… así de simple, entonces el comportamiento de tu piel cumple un rol fundamental en la elección del jabón correcto. Para pieles oleosas una astringencia un poco mayor (jabón con pH cercano a 7) puede ser beneficiosa para equilibrar las zonas grasas, en tanto que tendencias más secas requiere desgrasar menos (jabones pH 5.5). Pero ahora llevémoslo a términos simples… ¿Cómo sé qué pH tiene mi limpiador?.

No hay forma fácil de saberlo, pero hay algunos tips que podemos darte al respecto:

  1. Si el jabon es ácido, aparecerá en el envase (pH 5.5). Si no hay información en el empaque puedes revisar en el listado de ingredientes si esta el LAURYL SULFATO DE SODIO (SLS- surfactante alcalinizante).
  2. Si en el envase dice SYNDET significa que hace espuma mínima o nula (no importa cuánto lo intentes, porque no tiene surfactantes).
  3. Si la espuma es de burbuja pequeña probablemente el pH sea de tendencia más ácida (burbujas grandes son signo de presencia de Sulfatos agresivos como el SLS).

Formatos y elección de tu limpiador acuoso: Tips para tu futuro jabón favorito

Primero y más importante, TODOS tenemos problemas para dosificar cuánto jabón usar. Por lo mismo, el formato es importante en la experiencia de uso y nuestros consejos son:

  1. Si estas recién comenzando prefiere las espumas, pues ya tienen el limpiador diluido en una concentración amable para el usuario (fácil de usar).
  2. Si conoces bien el comportamiento de tu piel frente a un jabón recomendamos los formatos tradicionales cremoso o gel, ya que desarrollaste la expertiz para saber cuánto producto usar
  3. Formato en barra NO ES PARA EL ROSTRO.
  4. Limpiador en polvo (enzimático) es algo novedoso que promete mucho, pero si eres de piel con tendencia seca y/o sensible procura que las enzimas sean proteasas (salen tal cual en el listado de ingredientes) y no PAPAÍNA, porque puede ser muy agresiva para ti (al ser alcalinas funcionan bien en pieles grasas).

 

Esperamos que esta información te haya servido!

×

El único Whatsapp de Qué Coreana!

× Hablemos por Whatsapp